aries
Aries, La energía que nos arranca

y nos da el impulso para que empecemos esta nueva aventura de la vida.

No todos los Aries son iguales, eso sería absurdo, pues tendríamos una repetición de humanos Aries que serían exactamente idénticos… y nosotros somos únicos e irrepetibles. Cuando hablo de energías siempre digo que son neutras, así que hay ocasiones en las que podemos estar vibrando desde la luz o desde la sombra o una mezcla de las dos, es por ello que distingo su vibración en cada uno de los signos.

Desde la luz
Aries es la energía de la chispa, que es capaz de encender el motor de un coche. Es la que impulsa aquello que creemos que es imposible de arrancar, la que nos estira para que empecemos sin más dilación, la que no tiene miedo a nada, es valiente y se lanza al vacío. La que pone en acción sin tener ninguna experiencia, la que se atreve a todo porque es una todotereno, la que quiere emprender a toda costa, la que solo se vive una vez y hemos de lanzar la casa por la ventana. Es la primera de las energía por lo que es el bebé que acaba de nacer y le queda todo el camino por delante. El lienzo en blanco para que podamos empezar a pintar lo que queramos en nuestra vida.
Desde la sombra
Aries es la energía del yo, la que solo puede mirar su propio ombligo, la que cuando arranca te deja a la mitad de camino, la que se aburre de todo, la que solo le interesa ganar, la que estalla por cualquier cosa, la que le cuesta ponerse en el lugar del otro, la que tiene la mecha corta, la que quiere hacerlo todo aunque no esté bien acabado.

"Es el niño que hace la rabieta porque no le han dado el juguete que quería."

Recurso 1