carta natal de anna frank

Carta Natal de Anna Frank

Tabla de contenidos

Mientras puedas mirar al cielo sin temor, sabrás que eres puro por dentro, y que, pase lo que pase, volverás a ser feliz

Anna Frank
anna frank

La esencia de Géminis en la Carta Natal de Anna Frank

Anna Frank representa a la perfección la energía de Géminis de su Sol conjunto a Mercurio. El signo de los gemelos es el rey de la comunicación y la palabra, de lo cotidiano, y en ese sentido no hay nada más geminiano que escribir un diario personal, explicar el día a día a través de la escritura.

En la carta natal de Anna Frank este Sol-Mercurio está teñido del aire creativo y colectivo de Acuario, pues se encuentran en la Casa 11, dando a su identidad una dimensión colectiva, un carácter visible capaz de conectar con grandes grupos de personas.

El brillante Sol en aire de Anna tenía una oposición directa a Saturno, formando su carta una cometa cósmica casi perfecta (no llega a cerrarse del todo) en la que el estricto dios del tiempo se destaca en un vértice en el que confluyen varios aspectos.

Saturno, representante de las figuras de autoridad, de la rigidez y lo normativo, dispone para ese Sol energía de represión y control en la infancia. Los aspectos duros de Saturno al Sol pueden generar en la persona el sentimiento de no ser lo suficientemente bueno, es el aspecto de la niña o niño reprimidos.

Aislamiento marcado por Plutón en su casa 12

Su Plutón en Cáncer (hogar, familia) en la Casa 12, el área de la interiorización y el aislamiento, le daba un gran poder inconsciente colectivo, y habla de la capacidad de transformarse a través de períodos de retiro o encierro, en este caso obligado.

Anna vivió encerrada durante dos años en una casa junto a toda su familia para esconderse de los nazis. En silencio, con miedo permanente a ser descubierta. Plutón nos habla también de los miedos irracionales, atávicos, que en este caso la empujaron a transformarse interiormente.

La Luna conjunta a Neptuno de la pequeña Anna le daba ese aura idealista y ensoñadora que la ayudó, no solo a no perder la esperanza, sino a que sus palabras sigan siendo hoy fuente de inspiración.

¿Cómo pudo una niña en una situación tan temible escribir: “Mientras esto exista —y yo pueda disfrutarlo este sol radiante, este cielo sin nubes—, no puedo estar triste”? Sin duda es ese Neptuno etéreo que, conjunto a su parte más esencial (la Luna) le proporcionaba una imaginación desbordante, una capacidad innata para escapar de la realidad a través de la ficción, las imágenes, la poesía.

Neptuno, el planeta de la niebla y la falta de claridad, es a veces una especie de analgésico que nos conecta con los planos más sutiles, y que tanto esa Luna como ese Neptuno estuvieran en su Casa 2, los convertía en su mayor recurso para generar valor en el mundo. La esperanza de Anna Frank la ha trascendido y sus palabras siguen fascinando a los que a día de hoy nos ahogamos en un vaso de agua.

anna frank y su carta natal

Impulso a emprender con Marte en la Casa 1

La concentración de energía en el signo de Leo, con el Ascendente, Marte y esa Luna Neptuno, sin duda le ayudó a destacarse desde algo propio, a brillar desde lo que creaba desde el corazón; y ese Marte en la Casa 1 la impulsaba a emprender, a moverse y autoafirmarse.

Ese Ascendente Leo podría indicar también, como la oposición de Saturno a su Sol, un tema importante a integrar con las figuras de autoridad o aquellos que le dijeran lo que tenía que hacer. Y es que, a través de la ventanita desde la que podía ver un trocito de cielo, ella tenía muy clara cual era su única salida: escribir escribir, escribir. Hizo así universal la corta y estrecha vida que le dejaron vivir.

0 0 Votos
Valora el post
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Posts Relacionados

¿Quiéres recibir notificaciones y noticias sobre astrología? ¡Suscríbete!

Conoce mis consultas astrológicas

Últimos posts

0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x