aries // ram taurus // bull gemini // twins cancer // crab leo // lion virgo // virgin libra // scales scorpius // scorpion sagitarius // archer capricornus // sea-goat Aquarius // Waterbearer Pisces // fish sun mercury venus earth moon mars jupiter saturn uranus neptune pluto ceres star comet chiron pallas juno north node south node hebe conjuction opposition

Casa I

DESPERTAR DE LA CONCIENCIA

aries // ram taurus // bull gemini // twins cancer // crab leo // lion virgo // virgin libra // scales scorpius // scorpion sagitarius // archer capricornus // sea-goat Aquarius // Waterbearer Pisces // fish sun mercury venus earth moon mars jupiter saturn uranus neptune pluto ceres star comet chiron pallas juno north node south node hebe conjuction opposition
Recurso 1
ELEMENTO: FUEGO
aries // ram taurus // bull gemini // twins cancer // crab leo // lion virgo // virgin libra // scales scorpius // scorpion sagitarius // archer capricornus // sea-goat Aquarius // Waterbearer Pisces // fish sun mercury venus earth moon mars jupiter saturn uranus neptune pluto ceres star comet chiron pallas juno north node south node hebe conjuction opposition
CUALIDAD CARDINAL
ENERGÍA: MASCULINA

La casa I en astrología o ascendente nos habla del despertar de la conciencia, o la podemos relacionar con ello.

Las casas astrológicas hacen referencia a la segmentación que se hace en doce áreas, no necesariamente iguales porque eso depende del lugar en el que se nace. Cuando se da esta segmentación se evidencia 4 puntos fundamentales que forman una cruz, es decir: Ascendente, Descendente, Medio Cielo y Fondo del Cielo.

Las doce casas nos indican la posición de los planetas. La constelación que asciende por el este en el momento del nacimiento corresponde a la casa 1 o Ascendente (AC). El punto opuesto al AC, es decir, la constelación que se pone por el oeste en ese mismo momento es la casa 7 o Descendente (DC).

Cada casa es un espacio de experiencia a través del cual interactuamos con el entorno, con el exterior y con el mundo que nos rodea. El sistema de casas muestra cómo se encarna la energía de los signos y planetas en nuestra carta natal. Y dependiendo de su ubicación, tenemos ciertos intereses en formar grupos, aprender de forma fluida, sentirnos libres e ir a la profundidad en cosas que hacemos, entre otras.

En Astrología, los signos muestran la energía disponible que tenemos y las casas muestran el área en la cual utilizamos esa energía. Ejemplo: el signo Aries en la casa 10 es alguien cuya capacidad para emprender e iniciar la va a enfocar en desarrollar su profesión y estatus social, esto a modo general, porque hay más elementos a considerar.

En la carta natal, la casa I o ascendente nos habla del despertar de la conciencia, o la podemos relacionar con ello. Así como el Sol nos despierta por la mañana, disipando la oscuridad de la noche con sus rayos de luz esta área nos da energía de inicio y nuevo comienzo de una manera ilimitada.

Representa la expresión espontánea del yo de una forma natural y auténtica. Indica la compresión propia de nuestro ser y de nuestra apariencia, la imagen, el cómo me veo y me siento, la infancia, la opinión que tengo de mí mismo. Habla de la forma cómo comenzamos las cosas, y cuál es la manera que tenemos para percibir el mundo y cómo afrontamos los cambios importantes que se presentan en nuestra vida, es la primera impresión que causamos en los demás.

“La casa I, es la lente a través de la cual miramos todo lo que nos rodea”

(LYSP)

El sol en tu carta natal

Está relacionada con el signo de Aries y su planeta regente Marte. Dependiendo del signo que esté rigiendo esta casa, utilizaremos sus características para crear nuestra personalidad y poner una especie de máscara o protección entre nuestra verdadera naturaleza, simbolizada por el Sol, y el mundo exterior. En ciertos momentos, las personas a nuestro alrededor nos identifican más por las  características  del ascendente que por las características del signo solar.

Conocer la configuración de nuestra primera casa, nos permite entender cómo podemos enriquecer la visión que tenemos de las cosas y de nosotros mismos y también nos indica los recursos que podemos utilizar para empezar nuestros proyectos de la mejor manera posible.

La casa I nos enseña cómo vamos a gestionar nuestra vida y la actitud con la que la vamos a afrontar. Por ejemplo, un ascendente Escorpio, interpretará que su vida debe ser apasionante y por ello se moverá desde una perspectiva muy emocional. Al estar influenciado por el símbolo del Ave Fénix tenderá a vivir constantes y radicales cambios que le llevarán a esas características de pasión que representa esa energía.

Esta casa es la base de una carta natal, pues a partir de ella, podemos entender la realidad que experimenta el individuo en su cotidianidad. El Ascendente nos marca esas particularidades que se van a ir desarrollando en el transcurso de tu vida y que afectarán a toda tu trayectoria vital.

Muchas personas viven su ascendente como una pesadilla porque no aceptan las características de su energía, quedándose solo conectados con su signos solar. Sin embargo, el objetivo de conocerlo es aprender a sacar el máximo beneficio que éste te ofrece y conectarte con los retos que va a estar creando a lo largo de tu vida.

Palabras clave: